Texto Fresco

domingo, 15 de mayo de 2016

El cielo

Los ángeles descienden del firmamento

Desde niño nos inculcan que el cielo azul es el lugar de residencia de Dios. Podemos salir en la mañana, mirar arriba y al descubrir algunas nubes imaginar sobre ellas el paraíso y no es difícil pues tenemos mucha ayuda.  Están las narraciones de las diferentes religiones eh  innumerables dibujos. En estas imagines vemos como el todo poderoso habla.  Además están las escenas místicas donde nos describen como los ángeles descienden del firmamento para aterrizar  bien porque una nube los traslada suavemente  o porque despliegan sus alas.

En todo caso son seres poderosos que nos sobrevuelan vigilándonos desde afuera. No son humanos y son eternos. En resumen Dios y todo su ejército es extraterrestre y en un tiempo inhóspito el tema solo sería obvio. Pero hoy entre algunos de nosotros pareciera ser irrespetuoso, pero no, no hay nada más  cierto.

Igualmente las observaciones matutinas hechas por años le permitieron  a los estudiosos concluir que el cielo es azul por el efecto de la luz sobre la atmósfera que cubre y protege la vida en nuestro mundo. Tanto así que de no estar rodeados por esta burbuja el cielo seria negro también de día.
En las noches ya no está el color azul, permitiéndonos ver más allá en el infinito y la idea del paraíso se traslada un poco más  lejos cuando al usar un telescopio podemos ver que en la Luna hay montañas y en el mundo llamado Marte parecieran existir carreteras.
Los conocimientos tienen el sencillo origen en la observación, antes que los extensos libros y las robustas formulas está la conjetura y la curiosidad.  Muchos años han pasado desde que grandes persona decidieron confrontar los dogmas con las observaciones para encontrar que el mundo que llamamos tierra pertenecemos a un “barrio” abandonado llamado sistema solar que está en el borde exterior de una gran “ciudad” que ahora sabemos que es una galaxia a la que llamamos “vía láctea” y que esta a su vez pertenece a un “cumulo”  de galaxias como hay muchos otros en el universo.


Lea tambien: DIOS NOS ABANDONO

No hay comentarios:

Mundo desconocido